ProgramaGuíaQué es el AECicloCausasParticipantesAbusadorVictimaIndicadoresIdeasFactoresTiposPrevenciónVideoPresentaciónSer FelizLibros-DVDsDonacionesVolver al Sitio Principale-mail me

Ideas Adicionales

 

Ideas Adicionales

·        Algunas ideas adicionales para detectar el abuso emocional

Cuando nos relacionamos o “interactuamos” con otras personas, podemos practicar el siguiente ejercicio.  Es simple y nos ayudará a aprender a “leer entre líneas” y ver u oír más allá de las palabras o de aquello que se presenta como evidente a nuestros sentidos.

 

No sólo debemos prestar atención a la coherencia del discurso de la otra persona, sino también a sus mensajes no verbales. Muchas veces, un simple gesto, o una pequeña actitud pueden determinar cuál es la intención que tiene esa persona al establecer una relación con otra.

 

Veamos ahora algunas preguntas útiles que debemos hacernos:

 

1- ¿Qué se dice?

 

Con esta pregunta queremos centrarnos en los mensajes subliminales que se esconden detrás de las palabras obvias.

 

Por ejemplo: si un hombre va a comprar un automóvil de precio promedio y el vendedor le muestra uno más lujoso y le dice,”éste es el mejor automóvil en el mercado hoy, PERO, me temo que quizás sea demasiado caro para usted... AUNQUE el precio se podría llegar a conversar un poco...", el vendedor está claramente apuntando a el deseo y la ambición de alcanzar lo mejor que todos llevamos dentro.

 

Es claro, que el vendedor no quiere venderle al cliente el tipo de vehículo que el cliente quiere comprar. Puede incluso, seguir degradando sutilmente al cliente mediante frases engañosas como, “usted merece tener un automóvil que esté a su nivel”.

 

En realidad, el vendedor está abusando emocionalmente del potencial comprador para poder venderle el vehículo que a él (al vendedor) le conviene. No el que el comprador puede pagar.

 

Si el comprador es una persona segura de sí misma, comprará el vehículo que desea a un precio justo, sin sentirse “menos" por no comprar el vehículo que el vendedor le quiere vender.

 

Si el comprador tiene un perfil de víctima de abuso, incurrirá en gastos que le costará afrontar más adelante, o solicitará un préstamo, se endeudará o se privará de otras cosas con tal de comprar un vehículo "que esté a su nivel".

 

Por eso decimos, que cada persona tiene su propio nivel de comodidad o conformidad con el que se siente a gusto o a disgusto. Y aquí radica un poco la diferencia entre las personas que se hacen cargo de su propia vida, pudiendo tener en cuenta las sugerencias de los demás, pero tomando sus propias decisiones basados en lo que les conviene a ella y no en lo que les conviene a los otros.

 

2- ¿Cómo se dice?

 

Cuando hablamos, consciente o inconscientemente, acompañamos nuestras palabras con gestos o inflexiones en el tono de la voz, o actitudes. Algunas pueden ser más sutiles y otras más evidentes.

 

A veces, ni siquiera hace falta decir algo. Se puede "actuar" una idea, como lo hacen los actores o los mimos. 

 

También, se puede detectar si hay un grado de coherencia entre lo que se dice y algún gesto que acompañe al discurso. Hay mucho material interesante sobre el lenguaje corporal disponible en formatos impresos o electrónicos, algunos gratuitos y otros no.

 

Si una madre le “grita” a su hijo diciéndole a viva voz “Por qué no dejas de gritar (o hablar fuerte)”, la incoherencia es muy clara. No podemos pedirle a alguien que no grite, gritándole para que se calle.

 

Si un hombre ve cómo se ha vestido su mujer y le dice "hmmm... sí, no te queda mal..." pero hace un gesto o una mueca de desaprobación, ya ni siquiera hace falta que le diga si el vestido le queda bien o mal, está claro que a él no le gusta.  Pero esto no quiere decir que realmente el vestido le quede mal.  Sólo refleja la opinión (válida o no) del hombre.

 

A veces, las personas preguntan a otras o le piden su opinión en busca de aprobación o aceptación. No siempre estaremos absolutamente seguros o convencidos de algo y podemos pedir una opinión a otra persona sólo para conocer un punto de vista diferente, no para buscar su aprobación.

 

Pero en general, la persona con perfil de víctima de abuso emocional, tiende a buscar aprobación constantemente, o miente y esconde sus deseos a fin de no ser rechazado.

 

Asimismo, el abusador, siempre dará su opinión (por lo general negativa), independientemente de que se la pidan o no.

 

Hay abusadores que tienen una actitud “invasora” y toman cosas u ocupan lugares o revisan las pertenencias de otras personas sin permiso.

 

3- ¿Para qué se dice?

 

Normalmente, casi siempre hay una intención o un propósito detrás de las palabras.  Otras veces, una persona puede exponer su punto de vista desinteresada u objetivamente.

 

Pero en el caso del abuso emocional, el “discurso” suele actuar como una “distracción” para engañar a la víctima y que ésta no perciba la verdadera intención detrás de las palabras.

 

Algunas veces, el abusador puede adoptar un rol de víctima para hacer sentir mal a la víctima del abuso.  El mensaje verbal puede ser “no me comprendes” o “no me amas”, pero el verdadero mensaje es “te echaré la culpa de todo y tendrás que obedecerme o te haré sentir responsable por ello”.

 

Cuando los padres o las parejas son sobre protectores, y constantemente se refieren a la víctima del abuso como "pobrecito” o “pobrecita”… no están –precisamente- teniendo en cuenta el mejor interés de la víctima.  Por el contrario, están subestimándola y deteriorando su autoestima.  Además, le están enseñando que para recibir afecto o atención, necesita actuar como "pobrecito" o incapaz de hacer algo por sí mismo.

 


 



|Programa| |Guía| |Qué es el AE| |Ciclo| |Causas| |Participantes| |Abusador| |Victima| |Indicadores| |Ideas| |Factores| |Tipos| |Prevención| |Video| |Presentación| |Ser Feliz| |Libros-DVDs| |Donaciones| |Volver al Sitio Principal|